“Indignados eclesiales”

Esta mañana he vivido uno de los momentos más emotivos de todo lo que está sucediendo en estos días turbulentos y turbios, paseando por la acera del kiosko Manolo se acercó a mi un anciano feligrés, muy querido él y toda su familia, me dijo que hacía días que me buscaba para contarme algo que le rondaba la cabeza, es más, para demostrarme con una parábola gráfica lo que mi trabajo pastoral y mi vida significaban para la gente del barrio, en concreto mi corazón con el corazón de toda la gente.

Yo estaba expectante, ¿qué me querría decir?, ¿Qué tramaba aquella cabecita ya un tanto lenta y cansada?. Con dificultad sacó del bolso de la camisa un montón de pequeños tornillos y clavos, un amasijo de pequeños hierros que sujetó con su mano temblorosa; de otro bolsillo sacó dos imanes, extendió los trozos de metal sobre un banco de la calle y aproximó un imán, al instante todos los pequeños trozos se adhirieron al potente imán, formando una larga y compacta cadena, me lo enseñó, me dijo que intentara quitar alguno, y la verdad es que se hacía muy difícil… y continuó explicando, el imán era mi corazón, los tornillos y clavos el corazón de la gente, así que cogió el otro imán me pidió mis llaves y puso su imán sobre ellas, ¡llévatelo! me dijo, así nunca olvidarás el poder casi mágico de tus palabras, de tus sonrisas, de tu corazón…

Este buen hombre, que mantengo en el anonimato, me ha descolocado un poco, me han dicho muchas cosas, me han manifestado todo tipo de apoyos, pero nunca nadie me había hablado de forma tan sencilla y gráfica.

Y me ha hecho pensar, Pochi, eres un poco cagueta y conformista, has sido víctima de una situación absolutamente kafkiana, es decir, irracional, absurda, sin fundamento y sin sentido. Y lo peor de todo es que eso mismo lo han vivido muchos compañeros tuyos, en algunos casos peores. Es más, lo han vivido toda tu familia, tus amigos, todos los feligreses que han sido despreciados y ninguneados. Y tu permaneces encerrado en tu silencio, en el temor de que las acciones y represalias puedan ir a más. ¿Qué coherencia evangélica es esa, qué fuerza y vitalidad de fe, qué sentido de eclesialidad?.

Escuchando las palabras del Papa en la Jornada de la Juventud, su llamada a una Iglesia que debe bajar a la calle, su invitación a ser motores del cambio social… no me queda más remedio que preguntar sobre lo que estoy haciendo como iglesia, como creyente, como cura,… ¿debo seguir callando y sometiéndome al yugo de la irracionalidad?, ¿puedo seguir permitiendo una Iglesia que pervierte la esencia del evangelio?, ¿unas formas que contravienen el sentido de pueblo de Dios que proclamaba el Concilio Vaticano II?…

Me gustaría tener la convicción, el valor, la fuerza y la voz de tantos jóvenes indignados que quieren una sociedad nueva, me gustaría saber que hay más gente como yo, ordenados y laicos, que quisieran levantar su voz contra el autoritarismo y el desprecio diletante, iniciar un verdadero movimiento de indignación dentro de la Iglesia que nos permita volver a los orígenes de nuestra fe y que nos haga más creíbles en un mundo que cada vez nos entiende, nos tolera y nos soporta menos…

¿Se te ocurre alguna idea?, ¡Haz oír tu voz…!

http://youtu.be/hpNb2cRoz7E

3 comentarios to ““Indignados eclesiales””

  1. Ángeles Says:

    Yo también estoy indignada con todo lo que pasó. Y cada vez entiendo menos. Siento que éste no es el camino que debería seguir la Iglesia. Si Jesucristo volviera al mundo, no se reconocería entre la jerarquía eclesiástica. Y me da que ésto no tiene solución.

  2. alguien Says:

    Eso, protestar contra la jerarquía eclesiástica cuando no hace lo que nos gusta a nosotros.

  3. alguien que te aprecia Says:

    Pochi, no le des más vueltas al asunto. No es una situación kafkiana, es un traslado como otros muchos¿ De quién eres, de Apolo, de Cristo, de Pochi? Por supuesto que de Cristo, eso es lo que esperan de tí los feligreses nuevos, el anuncio del evangelio. Está claro que el obispo quiere que el camino neocatemenal esté en todas las iglesias de centro de Oviedo. Así que no creo sinceramente que sea algo personal, sino estratégico. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: