¡¡Qué decepción!!

En los momentos críticos de la vida siempre se encuentran dos tipos de personas, los que son capaces de compartir tus dificultades, los que dan la cara, los que se mojan de una manera o de otra para defender tus derechos, tu valor, para hacer valer tu dignidad tanto personal como profesional. Pero por desgracia también aparecen otro tipo de personajes cuyo primer apellido es la decepción, y los hay de varios tipos: los que callan y su silencio se hace cómplice del mayor de los desprecios; están los que pasan al ataque directo, los más fachas y recalcitrantes que aprovechan la situación para hacerte daño o atacarte o vituperar tu buen hacer y tu mejor fama; y por último aparecen los oportunistas, los del ya lo sabía, esto se veía venir, muchos que hace tiempo te dejaron en la estacada, no les gustaba demasiado tu manera pastoral, pero ahora se dejan aparecer, ahora sí, ahora quiero volver porque el que viene es “güay” a este si que le tenemos que recibir con los brazos abiertos y admirar, este sí que es de los nuestros…

Podría seguir con los perfiles decepcionantes, pero ya está bien, pues aunque sean minoría son los que más se dejan oír, y es tal su pose que parece que todo les da la razón…

El otro día, uno de nosotros decía que se resistía a pasar página, que no aceptaba el fácil ¡Qué venga el siguiente que aquí no pasa nada!; gracias, amigo, pero como puedes comprobar están ganando los empujadores profesionales, “vete ya que viene el güay…”

Pues para todos ellos, tan puros y santos que se creen, dominadores de la Palabra, caminantes de la única senda, un texto de los Proverbios:

“Las palabras del chismoso son como bocados deliciosos, y penetran hasta el fondo de las entrañas. Como vasija de barro revestida de escoria de plata, así son los labios ardientes y el corazón perverso. El que odia, disimula con sus labios, mas en su corazón acumula engaño.

 Cuando su voz sea agradable, no lo creas, pues hay siete abominaciones en su corazón. Aunque su odio se cubra con engaño, su perversidad será descubierta en la asamblea. El que cava un hoyo caerá en él, y el que hace rodar una piedra, sobre él volverá. La lengua mentirosa odia a los que oprime, y la boca lisonjera causa ruina.”

Anuncios

Una respuesta to “¡¡Qué decepción!!”

  1. Juan Ramón Says:

    Como puedes dar tanto asco?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: